Correa de distribución

 
Revisar la

correa de distribución

a tiempo es fundamental para garantizar el correcto funcionamiento del motor

La correa de distribución del coche transmite el movimiento del cigüeñal al árbol de levas. Si se rompe, impedirá el correcto funcionamiento del motor y la rotura de piezas muy importantes para el vehículo. Por eso, no se debe esperar a cambiar la correa de distribución y se recomienda pasar los mantenimientos a tiempo. Toda está información la tienes en el libro de mantenimiento del fabricante.

El cambio en la correa es imprescindible para asegurar la buena sincronización entre la mezcla del aire, el carburante y el movimiento de válvulas y pistones. Hay tres tipos de distribución: por correa dentada, engranajes o por cadena. La correa siempre tiene que estar tensa para que haga su función correctamente. Por eso, en Talleres San Joaquín recomendamos hacerla, si es posible, cada 100000km para evitar males mayores.


 

No es lo mismo un vehículo que realiza 100000 km de forma relajada a un recorrido más intenso. En ese caso, se debe acortar el tiempo para cambiar la correa en un 20%. El clima también le pasa factura a la correa ya que las temperaturas extremas pueden acortar su vida útil así como el exceso de humedad o polvo cerca del motor.

976 41 41 48